EL CROQUIS EN EL ESCAPARATISMO

La primera fase para diseñar un escaparate es realizar un croquis preliminar de la distribución y la organización del espacio. Estos dibujos esquemáticos no suelen realizarse a escala, pero ayudan al diseñador a comprobar que la presentación global funciona.

Solo los escaparatistas más experimentados pueden entrar directamente en un escaparate y crear una obra de arte sin haber hecho un dibujo previamente. Cuanta más experiencia práctica se tenga, menos detallados han de ser los croquis. La repetición de un escaparate probado de antemano siempre será un éxito.

En cuanto a la composición del mismo, se debe tener en cuenta dos pasos fundamentales: el Punto Focal y el Equilibrio Óptico.

Publicado en Blog.