EL DIBUJO Y EL ESCAPARATE

Cuando el escaparatista se plantea un montaje, debe previamente realizar muchos dibujos para poder tener en mente el arreglo de las formas del tema dentro de las dimensiones del soporte. El escaparatista calcula tamaños, alturas, anchuras y proporciones.

Para comenzar, lo más aconsejable es la realización de diagramas esquemáticos, empleando formas geométricas planas para comprobar que no existe desproporción. Este esquema inicial se ajusta poco a poco a la realidad, pero permite avanzar dando paso a líneas más y más complejas hasta lograr la semejanza y una correcta representación.

Esta técnica permite la realización de apuntes rápidos, por ello se evidencia tan funcional, convirtiéndose en una herramienta universal que permite captar lo esencial de un tema para luego convertir esa nota o ese esbozo circunstancial en un material de estudio y elaboración.

Publicado en Blog.