EL ESCAPARATE

Los escaparates propiamente dichos son una especie de armarios, o huecos de diverso tamaño donde los establecimientos comerciales exponen su mercancía a modo de reclamo. Su función no es otra que la de actuar sobre el posible comprador para obligarle, inconsciente pero directamente, al acto de la compra. Puede transformar la indiferencia en interés, la resistencia pasiva en deseo. Además, es el vendedor más positivo y constante.

El escaparate debe actuar de manera poderosa para concretar su finalidad, ya que su radio de acción está muy limitado. Requerir, incitar, provocar y vender se ejerce por una serie de medios psicológicos, artísticos y técnicos que necesitan ser estudiados, conocidos y practicados con inteligencia, sensibilidad y concepto.

Todos estos conceptos y técnicas, pueden llegar a ser estudiados a conciencia en los cursos de escaparatismo, ya que se trata de una profesión muy gratificante pero de una complejidad y creatividad altas.

Publicado en Blog.