EL GLAMOUR DE UNA FAJA

Tras años en el olvido y de ser vistas como algo opresivo, las fajas vuelven con fuerza, convertidas en una prenda sexy y con mucho glamour, propio de la lencería fina.

Ya no solo hablamos de los corsés tan de moda gracias a las chicas pin-up, sino de las fajas de toda la vida, que ayudaban a controlar esos kilos de más. Imprescindible para modelar la figura femenina, el toque sexy se lo aportan los encajes, las sedas, las tonalidades que se alejan de aquellos camel, etc.

El mundo de la lencería está en permanente renovación, intentando adaptarse a las nuevas exigencias, ampliando cada vez más la variedad de oferta, aunque se recurra a viejas glorias como en este caso, la faja.

Publicado en Blog.