EL PERSONAL SHOPPER Y SU CLIENTE

El Personal Shopper debe asesorar a sus clientes sobre posibles cambios de imagen. Para ello es imprescindible realizar un análisis en profundidad de su morfología y la gama cromática que más le favorezca. Como Asesor de Imagen siempre se tiene que tener en cuenta la opinión del cliente ya que es quien debe dar el visto bueno a la propuesta.

Las tareas son diversas y entre ellas se encuentra la de la asistencia en compras. Esta labor consiste en acompañar, ayudar y supervisar las compras del cliente, para luego poder corregir cualquier posible equivocación o mala elección. Recordando que la asesoría debe servirle al cliente en el futuro para saber vestirse en cualquier situación que se le presente y no basarse en unos simples consejos.

Publicado en Blog.