EL TEMA EN EL ESCAPARATE

El primer paso al que nos enfrentamos cuando comenzamos a  proyectar un escaparate, es tener muy claras las líneas básicas a seguir, un tema y cómo queremos presentar los artículos. Una vez conseguido esto, debemos plantearnos la idea que marcará  la diferencia en términos visuales.

Debemos tener siempre presente la finalidad de nuestra presentación, si queremos escandalizar, atraer o provocar al posible cliente. Son muchas las razones por las que un escaparatista puede optar por diseñar un escaparate de una forma determinada, pero, ante todo debe asegurarse de que el escaparate refleja el producto que se comercializa en la tienda o siente empatía por el.

Algunos establecimientos prefieren transmitir su mensaje mediante escaparates que no exhiben ningún producto, pero aun así venden la imagen de la tienda o se hacen eco de un acontecimiento que tiene lugar en el interior; con este fin se han utilizado obras de arte, performances en directo y montajes animados.

Publicado en Blog.