Farmacia y almacén Monill

La superposición de tipologías comerciales, así como las diferentes formas de introducir el diseño de sus mecanismos vertebradores, supone la principal característica de este brillante ejercicio de arquitectura interior.
La Farmacia Monill explora cuales pueden ser los niveles de convivencia de dos establecimientos comerciales adosados, funcionando cada uno con su propia lógica y atendiendo a imaginarios y estrategias comerciales diferentes. El proyecto une estos dos mundos con el objeto de potenciarlos, tanto de forma aislada como en su unión. Se trata, en definitiva, de la conjunción de dos tipologías comerciales en un único contenedor: uno de carácter controlado, la farmacia propiamente dicha y el otro, la “parafarmacia”, de tipo “self-service”.
En la “parafarmacia”, son los propios clientes los que escogen los productos buscados. Es el espacio self-service, que se apoya en el pavimento del local. Se trata de una lógica similar a la de la cadena sueca IKEA, en la que los productos se encuentran en un espacio-almacén en el que el cliente gestiona la compra. Por ello, las estanterías desaparecen, sustituyéndose por una serie de cajas apiladas, de maderas diferentes (OSB, aglomerado, DM) , en las que los productos se agrupan para dar cobertura a los diferentes “targets” de los consumidores.
Por el contrario, la farmacia pertenece al mundo de la robótica, el mundo esterilizado en el que las cosas son brillantes y precisas. Los productos se encuentran dentro de un volumen gestionado únicamente por un “robot” cuyo trabajo puede verse a través de unos cerramientos de vidrio. Una vez solicitado un producto, es el “robot” el que lo recoge y deposita sobre unas cintas transportadoras colocadas en las cotas superiores del establecimiento, portándolo hacia los diferentes mostradores. Con el objeto de reconocer el recorrido con facilidad, el sistema se ha pintado de color rojo, mientras que unos espejos suspendidos del techo facilitan su observación.
Con el objeto de mejorar el aprovechamiento de la luz y enfatizar el carácter “tubular” del establecimiento, el espacio se ha pintado de forma que se establece una transición del color blanco al negro.

Fuente: On Diseño

es.slideshare.net/Althos formaciónformacion7

Captura de pantalla 2014-08-21 a la(s) 18.58.00

Publicado en Blog.