FLORES COMO DECORACIÓN

Las plantas suelen ayudarnos mucho a la hora de proyectar un escaparate. La mayor incomodidad es que tienen una vida efímera a tener en cuenta, además de que los focos y la luz solar pueden estropearlas. Por ese motivo, muchos escaparatistas profesionales deciden optar por las plantas artificiales, las cuales son cada vez más realistas y pueden limpiarse, empaquetarse, guardarse y utilizarse de nuevo.

Hay que tener en cuenta que se debe sacar el máximo partido de los accesorios escogidos, por ello se hace indispensable planificar cómo y cuando se utilizarán, y de qué forma contribuirán a realzar el concepto general de un escaparate. Un accesorio puede ser caro y quedar bien sobre el papel, pero siempre habremos de preguntarnos si es efectivo verdaderamente.

Publicado en Blog.