PERFIL DEL CLIENTE

El escaparatista profesional tiene que tener en cuenta diversos factores antes de proyectar su obra. Uno de ellos es el perfil de la clientela del negocio, pero de una manera general y no individual. Para valorarlo, debe plantearse: la zona donde se encuentra ubicada la tienda, el tamaño de la misma, las características del producto que ofrece, en qué sector económico se desenvuelve…

Con esto no queremos decir que todos los clientes tengan forzosamente ese perfil, pero de esta manera, podrá adaptarse para motivar a una mayoría de la clientela. En algunos casos primará el deseo de conseguir una apariencia que les distinga de los demás, y en otros puede ser el ahorro o la duración del artículo.

El trabajo del escaparatista es complicado pero muy imaginativo, abarca un amplio abanico de conocimientos que deben ser correctamente aprendidos para poder aplicarlos con éxito. Con nuestro curso de escaparatismo profesional, los alumnos deben realizar un proyecto final con el que demuestran todo lo aprendido en clase, aplicando su propia imaginación y creatividad.

 

Publicado en Blog.