PERSPECTIVA Y ESTILOS EN EL ESCAPARATE parte III

Para reducir o ampliar con exactitud se emplean las llamadas escalas.
Escala de 1: 10, de 1: 5, de 1: 25, etc., esto es, que cada metro lineal se reduce o aumenta en la proporción que señalan las cifras.

Si tenemos un escaparate rectangular que mide 3 metros de frente por 2 metros de fondo y 2,50 metros de alto y deseamos hacerlo a la escala 1:10, dibujaremos sobre el papel el rectángulo en “planta” de un tamaño real de 30 cm de fondo (la décima parte de 2 metros) y ya tendremos la planta proporcionada. Igual deberemos proceder con los laterales y fondos para obtener el alzado.

Una vez hecho esto con el escaparate podemos proceder igual con los elementos que van a ir en su interior y reducirlos a 1:10 de su tamaño real.

Esto es muy elemental hacerlo cuando no se dominan bien las dimensiones interiores del escaparate. Con ello nos evitaremos la contrariedad que puede proporcionar el desequilibrio que exista entre los objetos en exhibición y la falta de uniformidad, adecuada al tamaño del escaparate, de los elementos en uso.

Esta labor, que siempre es conveniente, llega a ser imprescindible cuando necesitamos plantear el proyecto de un escaparate y detallar, a escala, los objetos o artículos que vayamos a presentar en él.

Para escaparates de mayor cuidado, siempre será conveniente efectuar la planta y el alzado del mismo, pero con perspectiva. Se obtendrá así una mayor seguridad y un sentido más exacto de cómo puede resultar el escaparate una vez terminado.

Para realizar esto nos podemos valer de la llamada “perspectiva caballera” que, como estudiaremos seguidamente es de muy fácil realización.

www.Althos formaciónnoticias.es

Captura de pantalla 2014-07-24 a la(s) 10.43.29

 

Publicado en Blog.