Showroom de Cosentino

Y si os dijéramos que un tablero de ajedrez no siempre tiene que ser plano y que sus diferentes casillas pudieran cobrar textura y colonizar un espacio comercial. Aquí os dejamos el ejemplo del showroom de Cosentino.

Captura de pantalla 2016-01-18 a las 10.20.21

Un espacio innovador con vocación de información, formación, experimentación y diálogo; un punto de encuentro para profesionales del sector donde pueden tener un contacto directo con el producto expuesto en un ambiente caracterzado como “boutique” de la piedra, material objeto de esta intervención comercial.

El espacio tiene una superficie de quinientos metros cuadrados repartidos en dos plantas. La primera de ellas, a nivel de calle, ha sido desarrollada con la intención de albergar la presentación de las novedades y exposiciones de las dos marcas del grupo, mientras que la planta altillo, con acceso por ascensor o escalera, se dedica al tratamiento de ambos materiales, tanto en fachadas ventiladas como en suelos técnicos. Ambas plantas están comunicadas por un gran ventanal que facilita la luz natural obligando a su vez, a que las zonas de proyección se sitúen en las partes traseras de cada nivel.

La idea de este proyecto es dotar al visitante de plena libertad de movimientos en el local y para ello, se ha diseñado un espacio polivalente, neutro, en color blanco tanto a nivel de suelos como en superficies verticales, conteniendo de forma estratégica los diferentes modelos de mármoles, calizas, pizarras, granitos, o “silestones”. El color blanco, aplicado a base de resinas, permite dotar de protagonismo a cada uno de los materiales expuestos mientras que un despiece a base de pletinas de acero negro sirve para exponer todos los materiales de forma integrada, tratando por igual las superficies horizontales y verticales.
Captura de pantalla 2016-01-18 a las 10.20.33
El carácter del proyecto tiene como objetivo transmitir cierto aspecto industrial, por lo que los techos y paredes posteriores a los paneles expositivos se han mantenido en su estado original de ladrillo, pintado en color negro. Aberturas estudiadas en el falso techo blanco permiten la aspiración de los conductos de aire acondicionado y la ubicación de diversas alternativas de iluminación escenográfica. El resto de iluminación se soluciona con la instalación de un perfil que, de forma ordenada y relacionada con todo el despiece, otorga una iluminación de forma general a todo el espacio.

Fuente: On Diseño 

Publicado en Blog.