TRUCOS DE ESCAPARATISMO

Un escaparate en el que encontramos combinadas a la perfección la originalidad y el buen gusto, siempre será un reclamo para el comprador; pero no es suficiente que los artículos u objetos expuestos tengan una buena presentación, pues hay que buscar, además, la “fuerza de la venta”, mediante la relación del artículo con las necesidades del público.

No hay que olvidar nunca que aunque el escaparate es mudo debe hablar sin palabras pero en un lenguaje que el público entienda, por esto es necesaria una plena capacitación de lo que se ofrece, para qué sirve y, cómo se usa, cuanto cuesta y de todo argumento fácil para conseguir despertar el interés al posible comprador.

 

Publicado en Blog.