TRUCOS DE ESCAPARATISMO

Es imprescindible para la realización de un escaparate, un punto focal (como mínimo) donde dirigir la vista del posible cliente. Por lo general, éste debe situarse por debajo de la altura de los ojos para poder dirigir la vista que discurrirá por los demás productos. Por ello, siempre se debe tener en cuenta la posición del mismo sobre la calzada, para poder manipular dicho punto de manera justa.

También afecta al escaparate el flujo de personas que transitan por la calle, si la mayoría se acerca al escaparate desde la izquierda, la mercancía tendrá que organizarse ligeramente ladeada hacia la izquierda; seria una pena gastar un tiempo precioso planificando y decorando un escaparate para que la mayoría de compradores solo vean la parte de atrás de los maniquís, artículos o accesorios.

Otro pequeño truco a tener en cuenta es el de no colgar ningún elemento en la parte superior del escaparate para evitar desviar la atención, así como no situar los productos principales en las paredes laterales.

Todos estos trucos los aprenden nuestros alumnos del curso de escaparatismo profesional que se imparte en nuestra academia, pudiendo ponerlos en práctica e incluso aportando nuevas visiones creativas.

Publicado en Blog.