TRUCOS DE ESCAPARATISMO

La primera llamada de un escaparate debe ser puramente sensorial y de acción sobre la vista. Es por esto que el transeúnte distraído al ver algo sorprendente se detenga y mire aquello que le ha llamado la atención.

Para este reclamo es necesario que el escaparatista lance una serie de mensajes sugestivos con recursos como:

El Color: Una armonía de color es mucho más atractiva a la vista que una mezcla sin fin de colores mal combinados, éstos últimos, visualmente los rechaza la mente.

La Luz: Siempre llamará la atención. Al igual que por la noche una palomita va a la luz de una bombilla, el transeúnte distraído por una calle, girará la cabeza al ver un escaparate bien iluminado.

El movimiento: Cualquier publicidad expuesta en un escaparate que tenga movimiento es muy atractiva al posible cliente, se detendrá y verá que es lo que hace o para que sirve.

Publicado en Blog.