Una tienda diferente en Porto

Esta readaptación de un espacio preexistente funciona en dos niveles, conectados por una escalera de mármol. El jurado entiende que la intervención pretende, con gran éxito, dar la máxima exposición al carácter y la visualidad de los productos en venta, al tiempo que remite también a una lógica archivística de recogimiento y misterio. La sensibilidad proyectual demostrada permite un diálogo entre elementos preexistentes y nuevos, que se entrelazan, así como combinar, satisfactoriamente, la función comercial y el uso cultural del espacio. La sofisticación gráfica y arquitectónica es patente sin ser ostentosa, algo que se sintetiza en el mueble de la entrada, al tiempo nuevo y antiguo, figura y fondo.

tienda en Porto
Claus Porto es una marca portuguesa de perfumes cuya trayectoria, a lo largo de 130 años, se ha tratado de invocar en este proyecto correspondiente a la primera tienda exclusiva de la marca, situada en el centro de Lisboa.
Ante la relevancia del componente visual de los productos expuestos, el diseño de la tienda se enmarca en un ámbito de características minimalistas, pero dotado de la necesaria sensibilidad que permita realzar y complementar la fuerte identidad de la marca. Un lugar exclusivo, elegante y cosmopolita, pero también un lugar de fuerte atractivo sensorial.

tienda en Porto
El interior del local preexistente estaba formado por dos espacios situados a cotas diferentes y unidos por una caja de escaleras, ambos con acceso directo al exterior. El espacio con entrada por la calle de la Misericordia estuvo, durante años, ocupado por una farmacia, de la que heredó las paredes revestidas con vitrinas de madera y el techo de estuco blanco con motivos geométricos y vegetales. La propuesta para este espacio se basó principalmente en la preservación y restauración de las estructuras existentes, con la intención de valorar las preexistencias y adaptarlas a las nuevas circunstancias. En el centro de la sala, una única pieza caracteriza la intervención y define el espacio: un balcón en latón pulido y reflectante que permite una circulación fluida y un uso libre del espacio.
En la transición hacia la caja de escaleras, una pequeña pieza intermedia funciona como espacio museológico y en él se expone una selección de artefactos y reliquias en el interior de una caja archivo de latón pulido y palo santo.
A partir de este espacio, la escalera de mármol da acceso a la sala del primer piso, orientada a la calle de las Gáveas.
Esta segunda sala incluye un espacio de consulta personalizado y una peluquería, un espacio de archivo y una zona de estar. El espacio es recorrido por una guía perimetral en latón que define, en el interior de las paredes, un nicho lineal donde se exponen los productos Musgo Real. Por debajo de esta línea se sitúan los diferentes tipos de muebles de archivo que caracterizan el espacio: un extenso armario de cajones en madera de “riga” vieja, un cajón continuo en la zona de peluquería y, en la pared opuesta, bajo una instalación de Joana Astolfi, un mueble archivador flexible (con un lavaplatos, un minibar y un lector de vinilo incorporados) que caracteriza la zona de estar.

tienda en Porto

 

Fuente: On Diseño

Fotografía: José Campos 

Publicado en Blog, Blog escaparatismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha *